domingo, 20 de noviembre de 2016

Volver a escribir después de tantos días (horas, llantos, libros, amores, miedos, perros) es en gran parte un desafío. Creo que desde que aprendí a escribir intenté hacerlo y nunca logré sentirme cómoda con el resultado, lo que nunca me quitó las ganas de probar " a ver qué pasa". Y en un momento de constante redefinicion cuasi adolescente en el que estoy, volver a escribir, es directamente volver a intentar, y en algún modo, volver a creer que me va a gustar lo que escriba aunque interiormente estoy, segura, nunca pasará.
Me gustan mucho los adjetivos si tengo que elegir, también las comas, y primeramente los paréntesis, lo cual estoy intentando, en medida de lo posible, moderar, a veces en el mundo interactivo (pensé en poner 2.0 pero no estoy segura su significado y si, en este momento, no es otro el numero correspondiente). Como sea, hay algo en el pensar las palabras que me resulta muy dificultoso. Una vez mi mamá me dijo que hablo tan TAN rápido y pongo cara de "estar sabiendo muy consciente mente lo que digo" que parece que tiene coherencia, pero mas de una vez me encontró con adjetivos o verbos que no iban en la oración. lo cual me pareció sumamente gracioso pero me perturbó algo, y sin embargo, no podría haberme definido mejor a la hora del dialogo. (los adverbios terminados en mente son algo con lo que lucho a diario, intento limitarlos a cinco o seis, pero creo que más lo pienso, mas los uso, constantemente)
Y es en el dialogo, aun mas que en la escritura, que me cuestiono incluso mis habilidades léxico cognitivas. porque mas de una vez, me he encontrado ante preguntas que no se responder, o que, mejor dicho, no tengo ganas de pensar y poder asi responder, dando nuevamente respuestas rebuzcadas pero no del corazón. y ahí, creo yo, esta el centro de mi problema. porque tratando de distanciar la razón del corazón es como me encuentra este fin de año (en analogía con el pensamiento occidental que casi sistematicamente denuncio a mi misma y hasta con el verdulero). Intentando escindirlos y fundirlos, y sin tener ningún resultado.
Creo que no se que hacer con mi vida. Si le dijera a alguien eso me miraría con cara de lastima. Pero estoy realmente muy feliz de hecho. Estuve escuchando (una de las cosas que mas me estan gustando hacer) algunas historias hoy, de gente, y a veces, llegué a la "conclusión" siendo hoy 21 de noviembre a las diez de la noche, y con mi perrita a punto de entrar, a veces es bueno ser un indefinido. Siento como si a partir de acá tuviese mil y un proyectos de yo. Y me alegra tanto.
Y me gusta que no tenga un lineamiento lo que escribo, total escribo para mí, y esto debe ser de lo mas divertido que he hecho. Además como dije es noviembre y entra el olor a jazmín de leche y hace calorcito. Y las cosas están muy bien (aunque no sepa escribir pero siga intentándolo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

personas en el mundo que estan teniendo un orgasmo